Él

Es de esos a los que les gusta poner tu nombre delante del suyo. De los que esperan en la estación de tren hasta que te pierden de vista. De los que enseñan al mundo sin armaduras lo que hay debajo de su piel.
De los que te miran a los ojos y te desnudan lo que ya creías desnudo. De los que lo hacen con tal delicadeza que esquivan el vértigo que no nace cuando sientes que te lee hasta la última de tus comas. No nace porque son los brazos a los que me confío cayendo de espaldas con los ojos cerrados sin dudar.

Es a quien elijo para caminar hasta el fin de mi mundo. A quien elegiría si tuviera que pasar una eternidad esperando en el limbo a un juicio divino. A quien me quedaría una vida entera estudiando las arrugas que le nacen. Con quien celebro cada mañana y cada luna, la luz y la lluvia, la locura y la calma.

Es la mano que siempre agarraría para ir a ningún sitio y a cada sitio. Quien me acompaña a caminar y se para a esperar. Quien me invita a creer y cree conmigo.

De quien podría estar la vida entera aprendiendo. Con quién podría hacerlo sin dejar de amar y amarme y amarle a cada instante.

Gracias por cada segundo que tatúo y llevo enmarcado en el alma.

2 respuestas a “Él

  1. Carlos junio 24, 2019 / 8:47 am

    Es absolutamente imposible no ser exactamente como describes, siendo tu la persona que esta delante de mi, y saca lo mejor de mi mismo. Solo tu haces posible algo así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s