Saberme

Saberme. Saberme desconectada. Conectada a ratos. Percibiendo interferencias.
Y en la lejanía, la sombra de una niña que grita desde mi pecho pidiendo escucha, pidiendo orden, pidiendo ser vista.
Desorden.
Caos.

Y en el silencio mi guarida, mi paz, mi encuentro.
Mis ganas de correr se desvanecen en la paz de una velita que sutilmente le baila al encuentro sobre mi mesa.
Encuentro.
La habitación ordenada, la lavadora puesta.
Ahora sí. Mi respiración comienza a coger ritmo. La agitación me abandona y tendiendo un manto claro
se marcha regalando a mi pecho el suspiro que le salva de mi tormenta imaginada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s