Ademanes renunciados por pura pereza

​Voy en el tren y mi mente, en un ademán nostálgico, ha amagado con empezar a pasear por los caminos de su memoria romántica intentando filosofar un poco acerca de lo importantes que fueron algunas personas en mi vida y lo lejos que se encuentran hoy de mi recuerdo.

 Iba a intentar pintarlo bonito. A darle matices poéticos, 3 pinceladas de profundidad. Pero, siendo sincera, el primer pensamiento (salido del alma) que me ha venido a la cabeza ha sido un: «Hay que ver, lo que me la pela todo.»

Y hasta aquí, la transcripción de su exquisita prosa.

3 respuestas a “Ademanes renunciados por pura pereza

  1. @lidiacastro79 diciembre 23, 2016 / 9:17 pm

    Fantástica reflexión!! Y lo bien que se queda una cuando llega a esa conclusión, verdad? 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s