Con luz nada se hunde, ¿verdad?

Se me caen los ojos, se me apaga el día,
le ofrezco a la deriva mis sueños, mis ilusiones, mis ganas, mis dudas, tus ojos. Pequeña efimera, aún no te hundas, méceme con ellas está noche, con cada una de las piezas que me mantienen con tanta vida. Mañana al despertar volveré de nuevo a creerme profeta, volveré a reunirlas y a sentirme velando por ellas, a disimular que soy yo quien las protejo mientras embalsamo cada uno de mis suspiros.
Pobre inocente, sabrán…y con la paciencia y la ternura del humilde vencedor ignorado seguirán dejándome interpretar mi papel mientras me mantienen unida,
hasta que el mismo aire que me alimenta me oxide, hasta que inunde esta barca, hasta que toque fondo y los peces merienden mi historia, hasta que la fosa de lo infinito acabe en el mismo lugar donde las caracolas simulan seguir vivas mientras susurran olas. Quizá de algún modo sigan siendo memoria. O quizá no. Quizá se difumine la realidad allá donde empieza la fantasía y se estrella el abandono del intento de comprender esta vida.
Pero esta noche es luna llena…este mes es luna llena. Y con luz nada se hunde, ¿verdad?

Una respuesta a “Con luz nada se hunde, ¿verdad?

  1. oriondepanthoseas julio 1, 2016 / 9:48 am

    … efectivamente, así lo intuyes, con luz nada se hunde ni difumina; la luz siempre salva, siempre; redacción estupenda; Orión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s