Date paz

Este momento queda muy atrás en el siguiente punto y aparte.
Exigirte más, aún más, un poco más. Martirizarte por un tropiezo. Convertirte en rehén de tu propio miedo, miedo acechado por un gigante, por una sombra irreal.
Dejar de vivir
y cuando permitimos que vuelva la paz… cuántos puntos dejamos atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s