Mágico Clown

13538854340345_f
Al final, después de desmontar algunos de mis pilares irracionales erguidos sobre ideas sin peso ni fundamento, me doy cuenta de que el más grande no es aquel que puntúa por encima de mis límites, sino el que no entiende de límites, ni de aprobados y suspensos.
Es aquel que me desvela que el ridículo es tan amoroso y humano como lo es él mismo junto a cada uno de sus defectos.
Es el que al hablar acalla su cabeza cediéndole el turno a su corazón y al momento. El que se planta AHÍ, sin miedo de no estar a la altura, porque es un ignorante por elección de las alturas. Es el que viste unas ganas de disfrutar que le alumbran entero consiguiendo contagiar todo de vida.
El más grande es aquel que nos muestra la dulzura que se esconde en la equivocación, en el tropiezo y en lo que somos cuando no tratamos de esconder lo que somos. El que es capaz de saludar a sus defectos sin esconderlos, sin fijar su atención en ellos, sin cederles el timón.
Es el que aprendió a reírse de sus fracasos cuando comprendió que quizás nos habían enseñado a tomarnos demasiado enserio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s