Date la vuelta y vete

No te preocupes por mí.
Suelta los pedazos, no te agaches,
no me ayudes. Volveré a juntarlos.

No quiero leer pena en tus ojos
ni un quizás en tu abrazo.
Date la vuelta y vete, tranquilamente.

Aunque te diga que me marcho,
aunque yo misma lo piense,
daré dos pasos y volveré a recogerla. A alimentar esta historia
a base de ayeres. Y
cuando se acaben, empezaré
con mañanas inventados,
hasta que tu olor se destiña,
hasta que los talvezes se rindan.

Date la vuelta y vete, que
mil soles te esperan.
Yo me quedaré aquí,
en la misma boca de metro,
en este mismo momento,
por si algún dia decides visitarte y vuelves a recoger los pedazos
que perdías al marcharte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s